Remedios para conseguir un vientre plano

Remedios para conseguir un vientre plano.

Un objetivo que muchas mujeres se marcan, sobre todo en ciertas épocas del año, es la de conseguir un vientre liso. Y es que un vientre bonito puede ayudar mucho a acercarnos mucho a nuestro ideal de salud y belleza. Es por ello por lo que a continuación os vamos a dar algunos remedios para conseguir un vientre plano.

A estos consejos habrá que sumarles grandes dosis de paciencia y perseverancia ya que no es algo que se consiga en poco tiempo. Todo esto puede sonar a remedios caseros pero os aseguramos que funcionan.

Dieta.

Uno de los remedios para conseguir un vientre plano Antes de comenzar a realizar los ejercicios, que hay que recordar que es la base de estos remedios para conseguir un vientre plano, tenemos que tener claro que si lo que queremos es eliminar esa grasa que nos sobra, al finalizar el día, tenemos que tener un déficit de calorías, es decir, tendremos que haber consumido más de las que hemos ingerido. De ese modo, nuestro cuerpo se verá obligado a echar mano de las reservas en forma de grasa que tenemos en nuestro cuerpo.Por ello uno de los principales remedios para conseguir un vientre plano es llevar una dieta baja en grasas.

Debemos limitar y controlar mucho el consumo de sal, alimentos ricos en grasas y azúcares o alimentos muy grasos. Por contra, nuestros mejores aliados para acercarnos a nuestro ideal de salud y belleza serán las verduras, las frutas y el pescado. Algo básico pero que muchas mujeres no tienen en cuenta.

Ejercicio.

Más cerca de nuestra salud y belleza personales, Dentro de nuestras rutinas de ejercicios, presentadas como remedios para conseguir un vientre plano, debemos combinar el trabajo aeróbico puro, como puede ser la carrera continua, con un trabajo más específico en la zona abdominal. Dentro del trabajo aeróbico, es conveniente que, al menos 3 días a la semana, realicemos unos 30 o 40 minutos de carrera continua a un ritmo moderado.

El ritmo es importante ya que es mejor caminar o correr durante 30 minutos a un ritmo cómodo para nosotros que hacer un gran esfuerzo durante la carrera. El ritmo constante es mejor para quemar calorías.

Como complemento al trabajo aeróbico, como hemos dicho anteriormente, tenemos que diseñar un plan para trabajar nuestros abdominales. Este trabajo también lo haremos 3 o 4 días a la semana. En estos días tendremos que trabajar los abdominales inferiores, superiores y oblicuos. Para trabajar los inferiores puedes tumbarte boca arriba con las palmas de las manos apoyadas en el suelo y llevar las piernas al pecho.

Unas 3 series de 10 repeticiones por cada día de trabajo deberían ser suficientes. Para los abdominales superiores debemos dejar los pies y la zona lumbar bien apoyadas y las manos a los lados de la cabeza, sube al centro mirando hacia arriba.

Unas 3 series de 10 repeticiones por cada día de trabajo deberían bastar. Por último, para los abdominales oblicuos, quizá los más difíciles de trabajar, deberás apoyar una persona sobre la otra y apoya en el suelo con el brazo de la pierna que quede por debajo.

A continuación basta con aguantar esta posición durante 10 o 15 segundos por cada serie para que el ejercicio surta el efecto deseado por nosotros.

Algunos remedios caseros a modo de ayuda

Por último, y antes de terminar con estos remedios para conseguir un vientre plano, os recomendamos que evitéis, en la medida de lo posible, beber mucha agua durante las comidas.

Debéis comer despacio y con cierta tranquilidad.

Debéis evitar las comidas con salsas y tomar unos 30 gramos de fibra al día.

Todos estos pequeños gestos ayudarán a conseguir vuestro objetivo.

Paciencia y perseverancia.

Es la clave del éxito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.